lunes, 13 de octubre de 2008

¿Tractatus?


Para los legos en filosofía analítica se hace necesario un breve escolio aclaratorio. Tan pomposo rótulo remite a una críptica, pero no por ello menos trascendental, publicación de Wittgenstein: Tractatus logico-philosophicus. Lejana ya en el tiempo -casi un siglo-, la obra del filósofo austríaco me ha servido como excusa -dejaremos de momento cualquier intento de ahondar en su análisis- para pergeñar tibiamente algo parecido a una declaración de intenciones. En efecto, en este blog intentaré dar cabida a la reflexión filosófica, aunque, eso sí, desde una perspectiva bastante más interdisciplinar que la del bueno de Ludwig (digamos, sociológico-filológico-cultural). Mi elección personal, en cualquier caso, viene marcada por mis simpatías hacia quien, desde la disidencia y el individualismo, intentó pautar con toda la honradez que le fue posible una nueva concepción -leamos interpretación- de la realidad. Desde este prisma, intentaré ir ilustrando con reflexiones personales nuevas lecturas del universo circundante. Muchas gracias por su atención.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Alguien podría indicarme una buena edición del Tractatus? Gracias

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Me gusta el primer mensaje de este blog. Estoy deseando leer algunas de tus reflexiones.

Charlie dijo...

Probando... Deseosos estamos que nos ilumines con tu sapiencia!